Testimoniales

AlumnosNos comentan su experiencia en la Escuela
carlosNombre: Carlos
Edad: 42 años.
Tiempo en la escuela: Septiembre 2014

"Desde que comecé las clases en la Escuela Superior de Chikung Taichí con el Maestro Haoqing Liu mi vida ha cambiado radicalmente.

Diagnosticado de estenosis de cadera, varias hernias discales y pasar varios años con muchos dolores, luchando por mantener una calidad de vida mínimamente razonable, de especialista en especialista, comencé esta práctica viniendo a la escuela dos días por semana.

El cambio ha sido radical como decía al principio, no pensaba que pudiera volver a recuperar el tono físico y emocional que la práctica del Chikung Taichí me está demostrando, ayudándome a encontrar el equilibrio y salud que no pensaba volver a tener”.

Llevo poco tiempo en la escuela, pero sus resultados en mi caso han sido bastante rápidos y objetivos, mejorando en la calidad de vida que necesitaba para afrontar el día a día. Una experiencia que recomiendo encarecidamente a todos.
genovevaHola. Mi nombre es Genoveva, tengo 66 años y artrosis en las rodilas. Llevo muchos practicando Chikung Taichí con el Maestro Liu en la Escuela.

Lo primero en lo que me fue útil, fue en la capacidad de concentración y relajación; eso lo noté de forma sorprendente, y muy pronto. Recuerdo la anécdota de cuando, sin darme cuenta, "me estaba atanlo los zapatos en equilibrio."

Pero no simplemente quedó en el control del equilibrio, si no en un total control del cuerpo y el conocimiento de sus posibilidades, cosa que se va aplicando automáticamente en cada momento; eso hace que nos sintamos seguros y sepamos administrar correctamente nuestra energía, aplicándola allí donde realmente es necesaria.

Una vez que se conoce el Tai Chí, no se puede comparar con ningún tipo de ejercicio, aunque éste sea terapéutico, ya que entonces se pueden apreciar las limitaciones de todos ellos y el sobreestímulo que sufre, innecesariamente, cada parte del cuerpo ejercitada.

Aunque se podría hablar de todo lo positivo durante mucho más tiempo, para concluir, considero los beneficios y el placer de practicar Tai Chí, inmejorables; es una pena que su conocimiento no esté más extendido.
pedroPedro Jesús Jiménez Martín. Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Profesor Titular de Universidad. Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte –INEF Universidad Politécnica de Madrid.

Mi acercamiento en el año 2008 a la práctica de Chikung-TaiChi con el maestro Haoqing Liu surge por la necesidad de querer ampliar y profundizar mis conocimientos sobre esta disciplina como practicante, y como profesional en el ámbito de la Actividad Física y del Deporte. El maestro se ha mostrado como una auténtica “fuente viva” de información no sólo capaz de explicar los nuevos paradigmas a los que nos enfrenta esta tradición respecto a cómo desarrollar una actividad física saludable (referentes que por otro lado cuestionaran nuestro hacer en Occidente), sino también, la expresión de un profundo conocimiento sobre el porqué de cada detalle de esta práctica que ha servido como guía a la hora de querer afrontar la investigación sobre los efectos saludables del Tai Chi Chuan y el Qigong.

Los frutos de este acercamiento han sido notables al haber podido transferir sus enseñanzas tanto a las líneas de trabajo que desarrollamos en un grupo de investigación sobre esta disciplina en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte –INEF de la Universidad Politécnica de Madrid y que ha dado lugar a numerosas publicaciones científicas a nivel nacional e internacional, como a la posibilidad de poner a prueba y transferir estos conocimientos al ámbito del alto rendimiento con la selección española de bádminton.

Mi sensación personal en estos años con Liu es que el Tai Chi Chuan y el Qigong representan una fuente de saber excepcional acumulada a lo largo de los siglos y que supone, para nuestra cultura de actividad física occidental, un tesoro inagotable de investigación en todas sus vertientes: terapéutica, marcial, filosófica y deportiva. Es una alegría comprobar cómo a nivel internacional el número de publicaciones científicas especializadas sobre esta materia ha aumentado de forma considerable para empezar a poner esta disciplina a la altura que se merece e incluso como en algunos países se ha convertido en una alternativa farmacológica saludable para tratar diferentes patologías creando diferentes programas de intervención.
miguel.angelMiguel Ángel, nuestro alumno que lleva más tiempo con nosotros.

Después de varios años haciendo taichí, y de responder a las misma preguntas varias veces (¿pero aprendes algo nuevo?¿aún no lo sabes todo?¿de qué sirve?¿realmente te relaja?) la respuesta, sigue siendo la misma. Cada día es diferente del anterior.

Cada vez, es diferente de la anterior. Aún siendo la misma secuencia de movimientos, yo soy diferente con respecto a la vez anterior que lo practiqué, luego es diferente. Y cada día me sorprenden cosas nuevas, porque yo voy creciendo según sigo practicando los movimientos.

Con los años, notas cosas, que antes pasaban desapercibidas. Pero al final, al final, la única respuesta es que me da igual lo que piensen los demás. Es el momento que me dedico a mí, para estar a gusto conmigo mismo. Ni hay jefes. No hay clientes. No hay pareja. No hay niños. Es MI tiempo.
manuelManuel. Alumno que lleva con nosotros 13 años. Todo un ejemplo de la Escuela.

A lo largo de trece años de experiencia, he comprobado que el Tai chi es un magnífico método para fortalecer tanto el cuerpo como la mente.

El método del maestro Haoking Liu me parece excelente ya que es sencillo, didáctico y adaptado a las necesidades, particularidades y ritmo de aprendizaje de cada alumno. Paulatinamente, sin agobios, vas desarrollando y perfeccionando la calidad del Tai chi”
ricardoRicardo Mareca. Ingeniero Aeronáutico.

Es difícil de expresar con palabras lo que uno siente o experimenta practicando chikungtaichi. Después de practicar durante 6 años, por fin hoy empiezo a sentir mi cuerpo, a relajar los músculos cuando pienso en ellos, a relajar mi mente, a reducir o quitar pequeños dolores (como las migrañas) y a sentirme lleno de energía cada mañana al terminar mi sesión de taichí dinámico y estático.

Pero llegar a este punto no es fácil, requiere de dedicación diaria, pasar por momentos en los que sientes que no avanzas, sino que retrocedes. Sin embargo, los pasos son sencillos, repetir, repetir, repetir, hasta que ya no piensas en los movimientos, solo piensas en tu cuerpo, en ese momento cada centímetro de diferencia en cada posición parece un mundo. Entonces empiezas a saber cuándo un movimiento está bien ejecutado y cuando la posición no es correcta con la ayuda el maestro Liu.

Luego pasas a controlar qué partes de tu cuerpo tienen fuerza o están relajadas, esta es la parte más difícil (al menos para mí), pues requiere de una concentración completa. Y partir de aquí, las sensaciones se multiplican cada día, y cada día es diferente. Y entonces sabes que sólo acabas de comenzar.

El maestro Liu es tu guía en este largo camino, ayudándote, corrigiendo, aconsejando, pero el que tiene que andarlo eres tú mismo, nadie puede decirte lo que sientes, o vas a sentir, sólo tú lo puedes saber, y preguntando al maestro Liu es la mejor manera de saber si el camino es correcto o incorrecto.

Yo recomiendo a todo el mundo la práctica del chikungtaichi, tu vida empezará a ser diferente.
jose.miguelHola, me llamo José Miguel, tengo 34 años y soy alumno en la escuela desde hace 3 años.

Mi motivo de empezar con el maestro Liu fue y sigue siendo, que siempre he estado convencido que para vivir contento y feliz lo más importante es practicar una buena filosofía de vida (si se puede la mejor que se haya demostrado). Por eso, por lo que más me he interesado siempre ha sido la educación tanto mental como física.

Pero tanto mis estudios de educación física (T.A.F.A.D.), como en las carreras de Magisterio y Pedagogía, además de probar muchas técnicas terapéuticas para saber gestionar las emociones, deportes, ejercicio físico y haber leído muchos libros y artículos de revistas especializadas, han sido decepcionantes. No me resultaban ni prácticas ni gratificantes. Nadie tenía la suficiente experiencia o solo se habían formado en un especialidad en concreto (incluyendo mis profesores de la facultad), no tenían conocimientos globales sobre salud.

También, me di cuenta que las teorías pedagógicas y psicológicas que se dicen vanguardistas, eran copias de la filosofía budista y taoísta que se han enseñado desde hace siglos en China.

Entonces encontré a mi maestro taoísta Haoqing Liu, con mucha experiencia además, en ejercicio físico y artes marciales. Todo esto junto, fue lo que me hizo pensar que era la persona más y mejor preparada para orientarme en mi vida. Y cada día estoy más contento y convencido de ello.

UN SALUDO.

Dirección

Escuela superior de Chikungtaichi Haoqing Liu

C/ Modesto Lafuente
Nº10 Bajo C
28010, Madrid (España)

Tel: 91 448 18 38
Fax: 91 448 18 10